Friday, July 3, 2009

Un cambio

porque siempre es necesario

www.unaflormorada.blogspot.com

Thursday, July 2, 2009

LLUEVE

Hoy es día de regarme y esperar,
esperar que mañana salgan flores de mi cabeza.

Wednesday, June 24, 2009

Un árbol con cintura

Quiero que mis piernas se alarguen. Que mis rodillas se encuentren por arriba de tu nariz. Quiero que mi pelo crezca y se haga verde. Un vestido café y zapatos de raíz. Que mis ojos no se vean, que se confundan con dos pájaros que decidieron descansar. Hojas que crecen, que sustituyen a las lágrimas y que en otoño deciden volar.
Pero hoy no es otoño,
hoy se vuelven frías,
hoy es invierno.
Las hojas se vuelven trasparentes, cristales. Este junio es como si fuera enero. Enero porque volví a nacer en forma de árbol. Quiero que te pierdas en un bosque, que me busques y que encuentres un árbol con forma de mujer. Quiero que te refugies en lo verde de mi pelo y que derritas las hojas, esas que caen en forma de cristal. Quiero que no me encuentres pero que siempre algo te recuerde que respiro, que lloro, que existo…
Quiero que nunca me veas pero que siempre me sientas. Que saborees mis lágrimas, esas que te encantaba provocar. Pero cuando pase el invierno esas hojas volarán y tú te morirás de sed.

Tuesday, June 16, 2009

Ya no se trata de colores

Color no de piel sino de adentro. Un color que refleja el carácter y combina con el día, con el momento. Hoy ya no se trata de color; la vida se vuelve gris y los tonos no son tan distintos (los grises son pequeñas manchas que caminan igual, hablan igual, se comportan igual). No, hoy me refiero al amor a las letras que alguna mano gris escribe del otro lado de las páginas. Un mano que juega con el tiempo y con los significados que este le pueda dar a las palabras. Amor a lo que yo busco encontrar en lo que él escribe, a lo que yo encuentro sin ninguna prueba contundente de que eso sea la verdad que aquella mano gris pensaba o buscaba revelar. No importa. Las letras tienen algo grandioso y es que funcionan de manera egoísta e individual: a la mano gris no le interesa lo que mis ojos puedan leer.

Monday, June 15, 2009

Escondida

Tuesday, June 9, 2009

Me considero capaz de enamorar a cualquiera que cuente con dos piernas, dos brazos y dos ojos (dos piernas para que me busques, dos brazos para que me abrases y dos ojos para que me llores). Soy capaz de derretir cualquier hielo que se crea inderretible, de hacer llorar a un árbol y de lograr que una nube me siga a otro mundo. Soy capaz de enamorarte a ti que lees y te hundes en las letras. Soy capaz de lograr que te pierdas en las líneas, que me sigas, que respires con las comas y te frenes con los puntos. Soy capaz de tener más de mil nombres y más de mil caras. Soy capaz de ser tu sueño, de evocar a aquella que te derritió y que te abandonó hecho agua en algún río o en algún desierto para que te perdieras, te evaporaras, te fueras… Sí, soy capaz de recordarte que amas a una que te mandó al carajo. Que tienes lágrimas como cualquier mortal. Por eso te acabas de enamorar de mi; amas un recuerdo y yo te lo recuerdo…

No es

No es por molestar a la noche pero prefiero, hoy, no cerrar los ojos.
No es por retar al destino pero prefiero, hoy, imaginar algo distinto.
No es por reírme del silencio pero prefiero, hoy, gritar.
No es por chingar a Dios pero prefiero, hoy, no rendirle cuentas.
No contar historias y no contar las lágrimas.

No es por desdeñar a la vida pero si me hubieran preguntado habría preferido, sólo está noche, saltarme el tiempo. Saltar la cuerda de los segundos y las horas. Y es que las estrellas caminan en dirección opuesta y se burlan de mis intentos fallidos de dormir. Hoy mis sueños decidieron retrasarse y mi cabeza explotó en un mar que debió de haber sido oscuro y no lo fue.

No es por fregar a las puertas pero prefiero, hoy, cerrar con llave.
No es por llevar la contraria pero, hoy, preferí ser polvo.
Quise ser distinta porque los días últimamente me aburren y la ociosidad llamó a la puerta. Porque el café sabe más amargo y la compañía tiene complejos de locura.

Definitivamente no cambié por ti pero prefiero, hoy, creer que sí.
Creer para analizar alguna arruga de tu frente o algún parpadear más lento; un suspiro (quizá) o alguna sonrisa dedicada no sólo al aire que camina a mi alrededor.
Hoy sí quiero comprobar que existes y que no sólo eres producto de un mundo que no camina sino que vuela.

Definitivamente no es por querer enamorarte pero, hoy, sí me gustaría besarte.

Monday, June 8, 2009

Y falta la noche...

Desde hace dos semanas –aproximadamente- no he podido soñar, o más bien, soñar sí pero sin volar…
(Un sueño sin alas no es lo mismo; no se disfruta y no se anhela).
Un pasillo que encierra la llave de los cuartos que lo visten, un pasillo que calla los gritos de los encerrados del otro lado de las puertas… y yo y tú en un intento desesperado de correr (y no poder).
Las pesadillas son esos sueños encerrados en pasillos que te atan a lo que podría ser un piso. Pesadillas de cansancio que surgieron porque el ocio dejó crecer a los fantasmas que se albergan debajo de tu cama y en el closet. Sombras que te siguen y reflejos que te llaman a cruzar del otro lado del espejo. Un llamado que te hace confundir las ventanas (con espejos). Un llamado que te hace llorar del terror de saber que no necesariamente estás dormido…
Cierra los ojos.









(miedo)








Abrelos y entérate de que la luna apenas está llegando.

Wednesday, June 3, 2009

-Un pájaro de alas moradas -

Era como un pájaro que no necesitaba descansar. Sus vestidos se movían al ritmo del movimiento de su cuerpo: manos levantadas y sonrisa idiota en la boca. Creía que el mundo se podía recorrer por los aires, creía que los colores se veían mejor con los ojos cerrados y que las historias se vivían dentro de las páginas.
Siempre tenía una excusa para no meterse en la jaula.
Ella no quería dejar de moverse, pero quería ser atrapada… en este mundo una tiene que escoger y no había posibilidad para ella. Ella que gustaba de su soledad y que lloraba mejor cuando no tenía compañía, ella que funcionaba cuando no había nadie a su alrededor, que creía caerse bien y que hablaba con cuanto espejo se posará enfrente. Amiga del reflejo y de la lluvia.
Amiga de ella misma y peleada con el mundo.
(No con todo, sólo con el que se camina).
Ella se negó a encerrarse y recorrió todas las nubes, conoció a las brujas de la tristeza y del destino y a los magos del lenguaje y de los ríos. Conoció ciudades y se maravilló con las puertas (las ventanas también le gustaban). Ella tenía el don de no ser notada y así llegó al corazón de varías calles, caminos, escaleras…
Ella era como un pájaro y nunca se quedó quieta, nunca la atraparon y nunca fue la silueta que se dibuja en las ventanas de ciertas ciudades en la noche y que se imaginan en las puertas. Negras.

(Siluetas que nunca están solas
pero al fin y al cabo siluetas
y nada más)

Sunday, May 24, 2009

Quiero volar y unas manos negras y peludas no me dejan los pies.
Quiero volar pero las manos me jalan a la tierra.
¡No quiero ver su cara!
Quiero saltar y no me elevo, quiero soñar y mis ojos no se cierran.
Las manos tienen cuerpo y sonrisa de dientes amarillos




(imagina que te jalan, que te arrastran a la nada)




Las manos ya no están, ya no siento los pelos
ni las uñas que arañaban mis tobillos.
El piso sigue debajo de mis pies y yo me niego a ver hacía abajo.

Sunday, May 10, 2009

La luna de ayer me gustó
















tanto que...
la invité a mi sueño.
Espero que la haya pasado bien entre tantos seres inventados,
algunos hechos de aire
y otros con sombrero de nubes;
unos descalzos
y otros -los insectos- con zapatos
¡Bailaban tan bonito que por un instante
la luna tuvo pies
(y zapatos de tacón)!

Friday, May 1, 2009


Hoy es uno de esos días (con noche) en que en verdad quiero ver un árbol rojo

Thursday, April 30, 2009

Con un toque de verde, la mirada







“Soy un pozo de gestos que ni en mí llegaron a esbozarse todos, de palabras que no pensé haciendo curvas con mis labios, de sueños que me olvidé de soñar hasta el final”

Bernardo Suárez
(Fernando Pessoa)

Wednesday, April 22, 2009

Un dialogo del clima

Un hombre que no espera respuestas dijo - Buenas trades
Y yo le contesté - Buenas tardes
El hombre confunddio por escuchar una respuesta respondió -¿Qué tal el calor? o bueno... ¿el frío?


Y yo ya había cruzado la calle en falda pero con suéter

Estoy en un estanque de palabras
Las veo y me hundo
Las uno y no dicen nada
Quiero decir tantas cosas...




(silencio)




Y es que las letras se esconden
Y yo nunca he sido buena para encontrar

Friday, April 10, 2009

Unas pocas





Tuesday, March 24, 2009

De morados y ciudades





Un viaje

hago las maletas
y están vacías
me voy
tomaré un avión y huiré de todo
de todos
de las tareas que no he entregado
de los exámenes que no he hecho
de las peleas inconclusas
de las miradas al piso
de los nervios en el salón
de los pasos que no puedo evitar seguir
(¿cabrán todas las bugambilias:
las caídas, las que vuelan y las que cuelgan
en mi maletas?
bueno, igual y sólo me llevo una,
una que hable por todas)
huiré de las personas
de él
de ella
de ti
de mí
me voy y espero que en las maletas de regreso
pueda traer un párrafo
una línea
una palabra correcta
de esa historia
que me muero por contar
y no puedo

Tuesday, March 17, 2009

Sé que suena trillado pero hoy lloré en la regadera. Lloré porque hoy los coches fueron más agresivos, intentaron matarme (o quizá sólo lastimarme) al menos una 843 veces. Lloré por los fantasmas de siempre, porque hacía viento, porque el agua estaba muy caliente. Quizá todas esas cosas sólo fueron el presagio que anunciaba la llegada de un nuevo fantasma. Un fantasma que sabía iba a llegar, uno chiquito que casi no asusta. Pero así empiezan todos y es imposible detener su crecimiento. Crecen tanto que se instalan debajo de tu cama y atacan tus sueños. Yo sólo quiero dormir. ¿Por qué hoy? Hoy que la vida pintaba tan bien. Había colores, la ciudad últimamente es muy morada y me encanta. Las bugambilias invaden las nubes y el piso. Hoy una, especialmente hermosa, calló en mi cabeza. Cuando la agarré su liquido bugambilesco lleno mis dedos y no pude evitar probarlo.
Amargo.
Y entonces lloré, los colores también pueden ser amargos
(bonitos, pero amargos).

Saturday, February 28, 2009

Imaginar

Imaginar es complicado. Es dibujar con colores que no existen y sobre un papel que no acepta los pinceles. Se imagina con las manos. Soñar es más fácil porque si te da miedo no te acuerdas. Imaginar que sonríes morado y que ríes azul. Que los pájaros se meten por tu garganta y se transforman en mariposas que escapan por los ojos. Verdes. Imaginar es complicado porque se confunde con lo gris del paisaje y te hace creer que en verdad vuelas y que los colores sí existen. Imaginar es triste porque siempre hay alguna pelota que te pega y te regresa a la niebla.

Sunday, February 1, 2009

Tengo ganas de escribir una carta

Un día, un mes, un año. Hoy.

Alguien. Dos puntos
y una historia.
Un estoy bien, la vida no me ha tirado de las escaleras. Todavía. Aunque hay razones para sospechar que lo planea.
(Un decir entre líneas que extraño, que quiero, que “algo” hace falta).
Aquí todo igual es hablar de monotonía, de cosas que no cambiaron y que se quedaron porque el sillón es cómodo y el perro casi no ladra. Gente que cree que estoy loca, y les da risa. Un salud mientras no haya lágrimas, una risa aunque sea fingida. Calma. Café y una película. La vida afuera es muy ruidosa: coches y personas que hablan un idioma muy distinto. Pero bien, estoy bien y no hay cambios. Escribo porque ya no creo en los reyes magos pero sí en las hadas. Escribo porque nadie entiende que las nubes se hicieron para tocarlas, que el chocolate existe para comerlo y no para negarse con las dietas. Porque el amarillo sí combina con el morado, porque las maleta se hacen para olvidar cosas y aprender a vivir sin ellas. Escribo porque los libros con dibujos no son sólo para niños y porque el café a veces, sólo a veces, sabe mejor solo. Solo de azúcar y solo de palabras. (Me gusta pensar en francés aunque no sepa hablarlo muy bien). Saludos a todos. No escribo nombres, para no olvidar a alguien que no se note mucho. Escribo y sé que no importa. Estoy bien. Nada más.
Besos, cuidados y hasta luegos.

Mi nombre
y no hay posdatas.

No las veo. Las perdí. Caminaba por el parque y las sentía atrás… pero no. No sé donde están. Se fueron.
No sé donde buscarlas pues no sé si en verdad existieron. Estoy sola y ya no es un parque sin un bosque. Un bosque encantado: oscuro, con niebla y con el castillo de una bruja que no sé si sea buena o mala. Veo mis pies y no tengo zapatos rojos. Estoy perdida y ellas no están.
Yo y la bruja.
¿Habrá un camino?



(Nubes)




Me aleje y vi todo desde arriba. El castillo era muy alto y volé cerca de la torre. El ejercito de la reina más que monstruos parecían soldaditos de plomo.
Yo me sentía pájaro.
Choque con uno azul y me di cuenta que para estar en las nubes hay que tener cuidado, sobre todo si no eres ave. La bruja me vio por la ventana. A ellas nunca las vi. Nunca sabrá si era buena o mala. Nunca sabré si en verdad estaban detrás de mi.

Tuesday, January 20, 2009

De vez en cuando me gusta mirar el reloj y sentir que la tormenta llega, que no se tarda, que esta en la esquina. De vez en cuando el reloj no dice mentiras en cuánto a direcciones, de vez en cuando cuenta una historia acerca de un segundo que se perdió en el minuto del mar de las horas, es decir, en un beso.

Por un momento fui carambola pero el corazón de la alcachofa me alejó de las estrellas.